"Hay cosas que no deberían cambiar, cosas que uno debería poder meter en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas allí tranquilas. Sé que es imposible, pero es una pena."

jueves, noviembre 5

Adolescere, adolescente

Hoy estaba pensando, pobres mis viejos. Nunca la tuvieron fácil conmigo.
En el liceo, lejos estuve de ser una alumna "10". En realidad me iba muy bien en materias como Filosofía, Literatura, Idioma Español, Taller de Reflexión (un invento de mi liceo). En las otras, Matemática, Biología, Química, Astronomía, etc etc, era un desastre, literalmente, no cazaba una, les tenía (y les tengo) terror a los números. Los odio, y confieso que a veces tengo que usar los dedos para contar, hay gente que se ríe pero no me importa, prefiero eso a que me caguen con un vuelto. En fin, me llevaba a examen todas las materias que no fueran letras, pero igual tenía un promedio de 8 o 9.
Era bastante bardera, además, y con mi grupo generalmente les hacíamos la vida imposible a los pobre profesores, nos ganamos el odio de varios de ellos, aunque algunos con cariño, nos apodaban "la banda terrorista". Tuve miles de observaciones en conducta, la dirección era como una segunda casa.
A todo esto hay que agregarle que era una varonera, era tanta la confianza con mis amigos que no se callaban nada cuando estaba yo, era como uno más. Me enseñaron a pegar piñas. Salíamos del liceo y nos íbamos a fumar por ahí, dejando pegada a la "institución" porque teníamos puestos los uniformes.Odiaba la cumbia y a los "chetos". Mi boca era un desagüe.
La primera vez que fuí a bailar llegué a mi casa en un estado deplorable, con todo el jean vomitado, creyendo que nadie se iba a dar cuenta, o no siendo consciente de lo que hacía, los dejé en el baño en un balde con jabón.
Me hice tres tatuajes a escondidas de mis padres, y cuando me los descubrieron les dije que eran de henna (no sé cómo me dió la cara para inventar semejante bolazo). También me hice la barra industrial en la oreja, y me la tapaba con el pelo.
De esos años no tengo ni una foto vestida como una chica normal( a no ser las de mis 15, pero tenía puesta una minifalda negra y un corset también negro, así que no sé si cuenta. En esa época era sí o sí el vestido blanco, no como ahora) . Toda mi ropa eran pantalones anchos, de varón obviamente, llenos de bolsillos y reventadísimos. Mi padre me decía que parecía una pordiosera. Camisetas de bandas, que ahora uso para dormir, tengo miles. Mi mochila estaba llena de pins y de parches de bandas. Las botitas All Star no me las sacaba ni para dormir.
En esa época conocí a Novio, él también estaba en una etapa similar, con cresta y con el skate que ahora me presta a mí. Nos íbamos a una esquina a tomar vino (romantiquísimo lo nuestro).
Si pudiera, volvería el tiempo atrás y me quedaría estancada en los 18 años. Mañana me voy a despertar y voy a tener 30... y un trabajo (espero), responsabilidades, hijos!?, tener que soportar a un jefe sorete o mala onda, usar trajecito, y hablar del clima con desconocidos en el ascensor.
No quiero crecer más, no quiero más cumpleaños.

10 comentarios:

Santiago dijo...

Bueno, no es todo tan así, cuando más grande sos más guita tenés (en general) y te podés ir con novio a tomar vino a un barrio suburbano de New York. Una nueva edad tiene siempre nuevas responsabilidades, pero también nuevos goces, y hasta nuevas nostalgias de nuevas/viejas edades.

Pulgoso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pulgoso dijo...

Yo me preocuparía más si tuviera una hija a la que no le guste Alf.

Ámbar dijo...

PAra Pulgoso: a mí no me gusta Alf jaja
Y te digo que de todo eso que contaste no hice nada... ni portarme mal, ni vestirme mal, ni ponerme en pedo hasta vomitar, ni fumar, ni tomar vino en la esquina. Qué aburrida soy! jaja pero te juro que yo también quisiera volver el tiempo atrás, lo pasaba tan bien!!! Boludeando con mis amigas, persiguiendo a algún chico q me gustara, saliendo a bailar o juntandonos a ver pelis... ahora las responsabilidades son más, los problemas son más y los años, también son más. Fuck! Como dice el dicho "chicos grandes, problemas grandes"
YO TAMPOCO QUIERO CRECER =(

Melima dijo...

quedan 30 y pico de dias para mi cumple...
estoy triste... yo tampoco quiero mas cumpleaños...

Vanille dijo...

Yo pase por algo mas o menos parecido, pero me conformo pensando que dentro de unos años (muchos) seran anecdotas para contar a mis criaturas, por lo menos va a ser algo interesante y no una monotona vida de nena perfecta.
Yo tampoco quiero crecer mas... asi estoy bien.

Capicua dijo...

Yo estoy por cumplir 16 y sinceramente, no quiero crecer. Me quiero quedar así. Estoy re depre por eso...

Willowcita dijo...

lo bueno de crecer es que no teneés que estudiar más... o si estudias es lo que te gusta.
hay responsabilidades, pero eso si vos tenes ganas de asumirlas.
yo no pienso en hijos y esas bobadas.
mi mayor responsabilidad es mi gato.
todo me chupa.
tambien cuento con los dedos y por ahi les sumo cosas para ayudarme cuando los 10 no alcanzan.

La otra Princesa dijo...

jajaja! Te entiendo en varias cosas! Yo aún me sigo vistiendo como pordiosera!
Hay veces que siento que mis prosores me odian :D
Las remeras de bandas también las uso para dormir y mi boca es un baño de la estación de retiro! Pero me importa tres chotos, porque soy feliz así! (Aunque ahora como que estoy madurando y rescantado un poco!)
"la banda terrorista" jaja buen nombre les pusieron! xD
Me mata lo del vino! Es muy romántico! xD
Un beso genia!

Mar dijo...

Santiago, bueno, sí, si lo mirás por ese lado parece positivo, lo único que le veo de bueno.

Pulgoso, jajaj. No soy la única che!.

Ámbar, qué suerte para tus viejos... No creo que seas "aburrida"... A todos nos pega distinto la adolescencia.

Melima, te entiendo, creeme que te entiendo, yo el último cumpleaños que festejé fue el de mis 18, éstos últimos dos me bajonearon mal...

Vanille, sí, tenés razón, igual espero que si un día tengo descendencia no sean como yo!. Jajaj.

Capicua, yo también me quiero quedar así. Cuando tenía 15, 16, no me daba cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, vos que sí te das cuenta disfrutalo :)

Willowcita, sí, al menos no hay que estudiar más, o estudiás lo que te gusta, tal cual. Buenísimo que tu mayor responsabilidad sea un gato... capaz en uños años me compro una tortuga jaja.

Princesa, jajaj, muy gracioso tu comentario. A mí con el tiempo se me fue lo de putear y decir ordinarieces jaja.

This is Sparta

(Estés donde estés)