"Hay cosas que no deberían cambiar, cosas que uno debería poder meter en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas allí tranquilas. Sé que es imposible, pero es una pena."

jueves, septiembre 24

Me pasa que no tengo nada interesante para contar (bah, nunca cuento cosas interesantes). Me pasa que me aburro en la facultad, entonces salgo de la clase, me siento en el banquito donde me siento siempre, escucho música y me fumo un cigarro. Le compro té al lindo de la cantina, y miro a la gente. A veces me llevo un libro, o me pongo a dibujar en el cuaderno.
Todos los días me levanto tarde porque voy a clase de noche, y en mi casa me aburro. Estoy en un estado tipo zombie hasta que se hace la hora (porque yo tengo una hora) de tomar el café con leche, bañarme y vestirme para ir a tomar el ómnibus a la plaza. Nunca llego tarde a clase, odio llegar tarde y sentir que interrumpo algo y que todo el mundo te mire.
Casi religiosamente, escribo en mi agenda lo que hice en el día (que nunca pasa los diez renglones). No lo hago porque me guste, si no por... no sé por qué.
Llego a casa, ceno (si tengo hambre) me fumo un pucho a modo de postre, prendo la computadora y salto de página en página hasta aburrirme, entonces ahí sí, si no hay nada mejor que hacer -como ver una película- me voy a dormir. En realidad dormir es un decir, porque generalmente me acuesto a leer algo, o me quedo pensando hasta que me duermo. Demoro mucho en dormirme, es horrible. Me saca la gente que ronca, una de mis amigas ronca abundante, y lo peor es que se duerme en seguida la hija de puta (con cariño, eh). Es una pesadilla. El año pasado, cuando nos fuimos a acampar a un balneario casi me pego un tiro, en serio. Era tan insoportable que llegué a sacar mi sobre de dormir afuera de la carpa y a tirarme a dormir afuera, con todo lo que eso implica.
La verdad es que no sé de dónde salió todo lo que escribí, o por qué lo escribí, pero en fin, nada. Ja.

6 comentarios:

Ámbar dijo...

a mí tampoco me gusta llegar tarde a clases... y también tengo una hora para tomar el café con leche.
Soy rutinaria. Me acabo de dar cuenta. Qué cagada

Capicua dijo...

Comparto sentimiento; Odio llegar tarde y odio a la gente que ronca

Vanille dijo...

Estamos desmotivados en cuanto al estudio, es completamente entendible.
La vida de la universitaria se volvio monótona.

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Vos querés matar a tu amiga que ronca pero no te animás.

Lucía dijo...

La impuntualidad es algo
que nos irrita cada vez más...

Besitos...

Mar dijo...

Ámbar yo pense lo mismo cuando me dí cuenta :)
Capicua, buenísimo!
Vanille, totalmente.
Bla bla bla: jejeje. Me leíste la mente, muchas veces lo pensé.
Lucía, parece que sí.

This is Sparta

(Estés donde estés)