"Hay cosas que no deberían cambiar, cosas que uno debería poder meter en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas allí tranquilas. Sé que es imposible, pero es una pena."

lunes, septiembre 28

Porquerías

Yo guardo y acumulo porquerías y cosas inútiles, no lo puedo evitar. Botellas que a mi criterio son "lindas", cuadernos de cuando tenía diez años, ropa que ni en pedo me pongo, revistas prehistóricas. Cuando era más chica, hasta tuve una colección de latitas de gaseosa, todas diferentes. Lo que no sabía era que me alma de cachivachera estaba tan al descubierto.
Ayer, Novio me trajo una lata de galletas vacía "porque sabe que me gustan y porque me sirve para guardar cositas", y la semana pasada, mi cuñado me ofreció una lata de Nesquik.
¿Vieron cuando les da vergüenza ajena?. Bueno. Yo me doy vergüenza a mí misma. Jajaj.
Y bue.

3 comentarios:

Capicua dijo...

Yo también era así! Hasta que vino mi vieja y me tiró todo...

Camila dijo...

de chiquita yo coleccionaba boletos de subte u-u

Mar dijo...

Capicua, más de una vez mi vieja me tiró mis porquerías, aunque en el fondo estuve agradecida!.
Camila, a tanto todavía no llegué, jajaj.

This is Sparta

(Estés donde estés)