"Hay cosas que no deberían cambiar, cosas que uno debería poder meter en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas allí tranquilas. Sé que es imposible, pero es una pena."

jueves, julio 2

Se solucionó el tema de las entradas, mi amiga Ani ya consiguió a quién vendérselas.
Además, ya tengo las entradas que quería. La cantidad de plata que pagué por esas entradas es obcsena, no se me ocurre otro adjetivo, y creo que con decir que es obcsena está todo dicho, no aclares que oscurece. Creo que es la segunda entrada más cara que pagué en mi vida, la primera fue la de Andrés Calamaro el año pasado, también en el estadio Charrúa, y no vas a comparar.
Más le vale a este pibito que el chow esté buenísimo y que cante 5 horas, que haga valer la cantidad de guita que gasté porque juro que no respondo de mí. Encima voy engripada y tengo un poco de fiebre, pero en mi casa me hago la que estoy un poco mejor. Todo sea por Daddy Yankee.
(Qué chonga que soy)

No hay comentarios:

This is Sparta

(Estés donde estés)